lunes, 4 de agosto de 2008

“Tropa de élite” de José Padilha (2007)

El capitán Nascimento es el comandante de un escuadrón del Batallón de Operaciones Policiales Especiales (BOPE), un cuerpo de élite de la policía de Rio de Janeiro. Él quiere dejar su puesto, ya que está a punto de ser padre, pero antes necesita encontrar al sustituto adecuado. Con ese fin comienza a instruir a los aspirantes Neto y Matías, amigos de la infancia. Juntos integrarán el BOPE y cumplirán sus misiones hasta las últimas consecuencias.

Este año el cine brasileño ha vuelto a destacar con otra esplendida película, que ha logrado no sólo que se estrene en nuestro país, sino que tras más de dos semanas siga en cartel, cosa nada fácil de conseguir.

La historia es bastante dura, y está narrada con una tremenda realidad, la violencia está siempre presente, pero sobretodo refleja como pocas el hastío de los peones, a los que les da igual hacer lo que tienen que hacer, o los medios para conseguirlo, de cómo la supervivencia se convierte al fin y al cabo en la única razón para seguir adelante, sin reglas no hay moral, sin moral no hay que justificar las acciones y ahí comienza el problema.

También se convierte en una especie de crítica en ambos sentidos de la sociedad, por un lado los niños ricos que financian la droga, y por otro los policías que tienen que enfrentarse a estos últimos.

Posiblemente lo mejor sea sin duda la forma en que está dirigida la historia, los planos cerrados, la atmósfera opresiva, el ritmo constante que te va llenando de desahogo, un gran trabajo tanto de interpretación como de ambientación.

Sin duda una de las mejores películas en lo que llevamos de año.

Puntuación 8

Pos eso

4 comentarios:

peeping dijo...

Buena película, sin duda. Se nota, y mucho, que Padilha viene del campo del documental (como Meirelles antes que él), y la sombra de "Ciudad de Dios" es muy alargada. Lo que me sorprende es que, según muchos críticos que he leido, la lectura ideológica que hacen de la peli es totalmente opuesta a la mía. Supongo que deben seguir pensando que "La invasión de los ladrones de cuerpos" es un film que alerta del peligro comunista. Pobrecillos...

Anónimo dijo...

A mí me ha pasado exactamente lo mismo, y por más que los releo no lo entiendo.BMil.

peeping dijo...

Pues menos mal, porque empezaba a pensar que me había vuelto (aún más) majara. Se ve que algunos, de tanto buscarle los 3 pies al gato, al final no acaban encontrando ni su propia neurona. ¡Salud!

ALG dijo...

Ciertamente es extraño, pero como suele decir cada loco con su tema...

Pos eso