viernes, 22 de febrero de 2008

“Pozos de ambición” (There Will Be Blood) de Paul Thomas Anderson (2007)

Una historia sobre la familia, la avaricia, la religión y el petróleo, que gira en torno a un prospector de Texas (Daniel Day-Lewis) de comienzos del siglo XX, en los primeros años del negocio del petróleo. El magnate intentará adueñarse de un yacimiento enfrentándose al predicador Eli Sunday (Paul Dano, el adolescente de "Pequeña Miss Sunshine). Basada en la novela de Upton Sinclair "Petróleo", escrita en 1927.

Cinco años de silencio han tenido que pasar para que Anderson nos deleitara con una nueva obra maestra, porque eso es exactamente “Pozos de ambición”, una ambiciosa propuesta que logra su objetivo, encandilar al espectador con un espectáculo digno de disfrutarse en pantalla grande. La fuerza de sus imágenes, lo sobrecogedor de la historia se funden en un espectáculo visual medido con sobrehumana precisión.

Pero lo que más me asombra es el valor de su rodaje, no es una película nada fácil, complemente lúgubre, oscura, perturbadora, con unos personajes contracorriente a lo que muestra cualquier otro film sobre el sueño americano y lo podrido que resulta en ocasiones. La frialdad de la historia, una banda sonora hipnótica que marca el ritmo en todo momento, sobrecogiendo a cada paso, un nivel de producción digno de cualquier superproducción que se precie, una fotográfica que refleja una época a la perfección, simplemente perfecta en todos los aspectos.

En cuanto a los actores, me ha encantado la dureza de Daniel Day-Lewis que logra el equilibrio perfecto, en un papel con ciertos toques al que hizo en “Gangs of New York” pero perfectamente controlado, con un equilibrio que da hasta miedo. En la sombra tenemos a Paul Dano con otra interpretación colosal, haciéndole la perfecta replica a Lewis.
Otra cosa que me ha encantado, al parecer contracorriente, es el apoteósico final, a la altura de la historia, ese duelo vengativo me ha dejado alucinando con una de las mejores escenas del film.

Sin duda estamos ante una de las películas más grandes del año, un clásico instantáneo.

Puntuación 9

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo contigo en todo, sí me lo haré ver, menos en el final, aunque tampoco le pongo tantas pegas como he leído u oído. Es una gran película, con altibajos pero difícilmente comparable con algo que haya visto este año. BMil.

bitdrain dijo...

No salgo de mi asombro de como cambian los títulos de las pelis de un idioma a otro :O

Saludos.

Anónimo dijo...

Pues a mi me aburrió bastante, en muchas ocasiones tenía la impresión de estar viendo un documental sobre la extracción de petroleo a principios de siglo, que la verdad me interesa tanto como el cultivo de lechugas.
Otro punto en contra a mi gusto es la duración de la peli, demasiado para mi.
Sin embargo si he de decir que los actores estaban muy bien.

Duran dijo...

This comment has been removed because it linked to malicious content. Learn more.

ALG dijo...

Bueno teniendo en cuenta que se basa en un libro que se llama "Oil" (Petroleo), que más da que luego le sigan cambiando el título.

Pos eso

Duran dijo...

See HERE