jueves, 19 de febrero de 2009

Oscars 09 "El curioso caso de Benjamin Button" de David Fincher (2008)

Historia de un hombre que nace como un viejo y cumple años hacia atrás en el tiempo, con extrañas consecuencias. "Nací en circunstancias inusuales", así comienza "El Curioso Caso de Benjamin Button", una adaptación de la historia de los años 20 del siglo pasado escrita por F. Scott Fitzgerald, y que trata de un hombre (Brad Pitt) que nace con ochenta años y va rejuveneciendo con el tiempo: un hombre que, como cualquiera de nosotros, no puede parar el tiempo. Desde la Nueva Orleans de finales de la I Guerra Mundial hasta el siglo XXI, en un viaje tan inusual como la vida de cualquier hombre, esta película cuenta la gran historia de un hombre extraordinario, de la gente que va conociendo por el camino, de los amores que encuentra y que pierde, de su relación especial con Daisy (Cate Blanchett), de las alegrías de la vida y la tristeza de la muerte, de historias que perduran más allá del tiempo.


Benjamin Button es la típica película grande para los Oscars, lo tiene todo, un guión explendido, unos actores a la altura y una dirección sobría que es capaz de conmover al más duro, y sin embargo no parte como la favorita para ganar, eso sí le da a Fincher algo que lleva persiguiendo durante muchos años, una nominación al Oscar a mejor dirección.

Porque la dirección de la historia es directamente su punto fuerte, sobre todo porque es capaz de abarcar un periodo de tiempo enorme a lo largo de 168 minutos sin que a uno le pese un sólo minuto en la butaca, con una selección de escenas y planos, grandiosas, con un clasicismo que ya se dejaba ver en "Zodiac" pero a la vez tremendamente moderna, poniendo a su alcance toda la técnica moderna a su disposición. Fincher es un maestro artesano, controla el tiempo y las emociones como un verdadero mago, en este aspecto me recuerda, aunque remotamente, a Forest Gump, ambas son historias con multidud de secundarios que transcurren a lo largo de mucho tiempo, aunque en esta ocasión el ritmo no decae nunca.

El montaje y guión es otro de los factores que destacan en la historia, complicada por si misma, pero es capaz de salir adelante con sobresaliente, el primero por saber encajar a la perfección todas las historias que ve van contando con los saltos temporales al presente y atrás sin que pese, y el guión por la forma de tratar la historia haciendola épica, pero a la vez sencilla.



Los actores todos excelentes, sin ningún tipo de discusión con secundarios que saben hacerse los protagonistas en sus respectivos momentos, sin apagar al resto, manteniendose perfectamente a la altura.

En definitiva Button es una de esas películas que lo tienen todo, comedia, romance, drama, alegrías, es un canto emotivo al paso del tiempo, en el camino hacia el final y sobre todo a la soledad.



Puntuación 8.5

2 comentarios:

bitdrain dijo...

Prefiero la de Slumdog Millionaire. Es mi favorita para los Oscars...

Anoche vi la de El Gran Torino, es una de las que más me han gustado últimamente. ¿Qué te parece
Eastwood como director?

Un saludo.

ALG dijo...

Como director Eastwood cada vez me gusta más, de los últimos años me quedo con "Cartas desde Iwo Jima", "Mystic River", "Medianoche en el jardín del bien y del mal" (mi favorita), "Los puentes de Madison", "Sin perdón" y "El sargento de hierro".

Pos eso :-)